lunes, 23 de octubre de 2017

El 39% de las jóvenes que quedan embarazadas entre los 15 y 19 años en España aborta Un informe del CSIC revela la tendencia al alza de las interrupciones entre adolescentes

CHARO NOGUEIRA
Madrid 5 AGO 2000
El 12% de las embarazadas en España opta por abortar. El porcentaje se dispara entre las más jóvenes: el 38,8% de las embarazadas entre los 15 y los 19 años interrumpe la gestación (7.189 abortos sobre 18.528 embarazos). Esta proporción, que casi se ha duplicado en siete años, supera el 50% en Cataluña (58,3%), Aragón y Madrid (52,2% en ambas) y Asturias (51,3%). Así lo revela un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) elaborado con las últimas cifras oficiales disponibles. El Ministerio de Sanidad mostró su preocupación por estos datos y reconoció la necesidad de mejorar la formación sexual de los jóvenes.
Aval de Sanidad
Para elaborar la investigación, su autora, la demógrafa Margarita Delgado (adscrita al Instituto de Economía y Geografía del CSIC) ha calculado el total de embarazos de 1997, último año para el que el Instituto Nacional de Estadística (INE) ofrece datos definitivos. Para ello ha sumado las cifras oficiales de nacimientos (369.035), muertes en el seno materno de fetos de seis o más meses (1.531) e interrupciones voluntarias de la gestación (49.578) según el lugar de residencia de la mujer, facilitadas por el INE y el Ministerio de Sanidad.El resultado es que en los 420.144 embarazos de 1997 las mujeres decidieron interrumpir la gestación en el 11,80% de los casos (49.578). Este dato contrasta con el ofrecido por el Ministerio de Sanidad, que en sus estadísticas oficiales se limita a calcular los abortos sobre el total de mujeres en edad fértil. Así, en 1997 abortaron 5,5 mujeres por cada 1.000 en edad de procrear (de 15 a 49 años).
"La cifra de Sanidad es correcta, pero tal vez resulte más clarificador relacionar el número de abortos con el total de embarazadas en lugar de con el total de mujeres en edad fértil ", apunta Delgado, que ha investigado la incidencia del aborto desde su legalización, hace 15 años.
En el Ministerio de Sanidad acogen de buen grado los datos del CSIC. "Son razonables. Es un buen estudio que abre vías de investigación. Avala nuestras cifras y es compatible con ellas", afirma la subdirectora general de Promoción de la Salud y Epidemiología, Julia González. Puntualiza que su departamento no relaciona abortos y embarazos por la dificultad de calcular "perfectamente" el total de gestaciones, debido a que los abortos espontáneos no se contabilizan.La demógrafa ha investigado la incidencia de la interrupción del embarazo en 1997 en los distintos tramos de edad. Su análisis constata que la proporción de abortos es especialmente elevada entre las más jóvenes: el 38,8% de las embarazadas entre 15 y 19 años interrumpieron la gestación (Sanidad da cinco casos por cada mil mujeres de esa edad). El porcentaje, que en 1990 era 18 puntos inferior, es especialmente elevado en Cataluña (58,3%), Aragón, Madrid (52,2% en ambos casos), Asturias (51,3%), Baleares (46,9%) y País Vasco (45,5%). La menor incidencia del aborto entre las adolescentes correspondió a Murcia (22,3%), Extremadura (24%), Andalucía (26,4%) y Canarias (27,4%).
"El dato de las adolescentes nos preocupa. Hay que trabajar muchísimo en educación, porque los chicos tienen información, pero falta que la interioricen", afirma la subdirectora general de Promoción de la Salud.
"Los jóvenes suelen tener una menor percepción del riesgo de embarazo", añade Francisca Martínez, ginecóloga de la clínica Dexeus de Barcelona y presidenta de la Sociedad Española de Contracepción.
"En las chicas más jóvenes, prácticamente todos los embarazos son no deseados. Además, suelen
carecer de una situación socioeconómica que les permita afrontar un hijo", explica Iñaki Lete, jefe de Ginecología del Hospital Santiago Apóstol, de Vitoria. "Cada aborto es un fallo del sistema sanitario, de los servicios de planificación familiar y del conjunto de la sociedad. Revela que muchas mujeres no tienen acceso a la contracepción. Sin embargo, son muy pocas las que repiten la experiencia", añade.
Según el estudio del CSIC, en el siguiente tramo de edad (de 20 a 24 años) detuvo la gestación el 24,5% de las encintas (ocho por mil, según la tasa de Sanidad). Los porcentajes más altos se registraron en Aragón (41,1%), Madrid (38,4%), Cataluña (34,9%) y Asturias (33,9%). Los más bajos correspondieron a Extremadura (11,4%), Murcia (14,8%), Canarias (15,5%) y Castilla-La Mancha (15,7%).
En su estudio, Delgado compara las cifras de 1997 con las de años anteriores. Así, revela un "aumento sostenido" de la proporción de abortos entre las menores de 25 años. A partir de esa edad, los porcentajes descienden por debajo de la media nacional hasta llegar a los 40 años, tramo en el que se disparan (46,6% en las mujeres con 45 o más años en 1997), si bien el número de embarazos en la cuarentena es el más bajo. "En ese periodo se relaja el control anticonceptivo", dice la demógrafa. "También influye el temor a una malformación en el feto, antes incluso de que se diagnostique un eventual problema", añade Lete.
Delgado ha elaborado datos comparativos desde 1990, parcialmente publicados en la Revista Española de Investigaciones Sociológicas. A partir de ellos concluye: "En general, el número de embarazos está disminuyendo en todas las edades. Sin embargo, los abortos crecieron anualmente, excepto en 1997, y lo mismo ocurre con la proporción de embarazadas que interrumpe la gestación".

0 comentarios:

Publicar un comentario